Aire de tu favorito

Todos los días, también en mantenimiento, como en la oficina, estamos cubiertos con sustancias externas ricas que benefician la idea de estar cerca de la condición. Además de los residuos fundamentales, como el lugar, la temperatura, la humidificación del medio ambiente y el conjunto, también trabajamos con diferentes humos. El aire que respiramos no está perfectamente limpio, pero por supuesto está contaminado. Antes de la contaminación en la construcción del polvo, podemos ponernos máscaras con filtros, pero, sin embargo, están en el aire otras amenazas que son invariablemente difíciles de encontrar. Son principalmente humos tóxicos. Encuéntrelos lentamente, en su mayoría, pero gracias a dispositivos como el sensor de gases tóxicos, que detecta las partículas patógenas de la atmósfera y las entrena sobre su presencia, por lo que nos informa sobre la amenaza. Desafortunadamente, el riesgo es muy mortal, ya que algunas sustancias están libres de olores y su salida regular a la atmósfera provoca graves daños a la salud o la muerte. Aparte de la formación de rocas, también estamos amenazados con otros elementos detectables por el detector, por ejemplo el sulfato, que en una gran concentración es discreto y se aparta para una rápida parálisis. Otro gas venenoso es el dióxido de carbono, igualmente peligroso como se mencionó anteriormente, y el amoníaco, el gas que se produce en el aire, aunque en una concentración más peligrosa, es peligroso para los hombres. Los detectores de elementos venenosos también pueden encontrar ozono y dióxido de azufre, lo que es el alcohol más duro que la atmósfera y tiende a cerrar el área cercana al suelo; hoy día, si estamos expuestos a la creación de esta base, debemos ubicar los sensores en el lugar correcto Podía sentir la amenaza e informarnos sobre él. Otros gases peligrosos de los que el sensor puede advertirnos son el cloro corrosivo y el cianuro de hidrógeno altamente tóxico, además de ser fácilmente solubles en agua, el peligroso cloruro de hidrógeno. Como sea necesario, debe instalar un sensor de gas tóxico.